¿Todavía tienes dudas?

En La Más Mona ya lo sabíamos y Eva González lo ha hecho oficial:

Queridas, el beige no es blanco.

De toda la vida es sabido que las invitadas a una boda jamás podrán ir de blanco, pero lo que no todo el mundo sabe es que se puede ser la invitada perfecta usando colores como el rosa empolvado, el gris perla o simplemente el beige.

Los colores neutros y claros son una opción ideal siempre que los acompañes con complementos de color, como un canotier, un tocado con flores o un bolso que transformen el look y al mismo tiempo mantengan una simplicidad voluntaria.

Descubre la propuesta que te traemos hoy y brilla con la sencillez de este vestido color maquillaje de Amaya Arzuaga.

No hay comentarios.

Deja un comentario

*